¿Sabías que tu descanso es importante para tu negocio?

¿Tu negocio te quita horas de sueño?

¿Eres de los que piensa que para tener un negocio exitoso tienes que desvelarte todos los días con largas jornadas de trabajo y siempre pensar que te hace falta echarte un buen sueñito? Quizá debas pensarlo dos veces porque el dueño de negocio que se cansa ¡pierde!.

La idea de que, quien duerme bien es porque no quiere el éxito, está muy generalizada. La he escuchado entre muchos empresarios que van por la vida diciendo que “El que madruga, Dios le ayuda”. Pero una cosa es despertarse temprano, y la otra es dormirse a las 2 de la mañana y despertar a las 6 para seguir trabajando, porque el desorden nos obliga a no poder despegar el ojo de la empresa. Una desvelada de vez en cuando es inevitable, pero ya no poder dormir porque si no estás todo se cae, es una señal de que algo no está bien. Y sí, adivinaste, son los procesos y su falta de implementación los que no te dejan dormir a gusto. 

Imagina que tienes que aceptar o negar una decisión muy importante, en la que pones tu esfuerzo para analizar todas las posibilidades, riesgos y oportunidades que hay… Pero ¿qué crees? Tienes sueño porque ayer no descansaste bien. Tomas la decisión como puedas y te arriesgas a que salga bien, a perder una oportunidad, o peor, a embarcar tu empresa en algo que te hará perder dinero. Y pues no, definitivamente así no se puede.

Dormir es uno de los mayores placeres de esta vida y si le sumas tu descanso como un factor más a medir en tu empresa, dormir se vuelve muuuuy relevante. La cantidad de horas de descanso que tengas tú y tus colaboradores se podría considerar como un estatus de la eficiencia de los procesos en tu empresa, incluso de tu organización. ¿A poco no te ha pasado que llevas en vivo a trabajar? No rindes nada, es como un día perdido. Si te desvelas todos los días porque algo no se entregó o porque hay retrasos en la producción constantemente, tal vez debas considerar con seriedad poner procesos en tu empresa. 

Pero, Daniela, si ya duermo poco. ¿Qué puedo hacer?

Si duermes poco, te aseguro y garantizo que te faltan procesos. ¿me equivoco? Necesitas procesos para que puedas liberar tu tiempo y poner más dedicación y esfuerzo en otras cosas que te rindan más o simplemente en disfrutar de todo lo que trabajas. Recuerda, que como ya lo hemos dicho en las entregas anteriores, disfrutar y gozar también es parte del trabajo. Si no ¿para qué trabajamos? 

Ahí te van algunos puntos a considerar:

  1. Duerme al menos 7 horas, si 8 horas. Llénate de energía para invertir en tu trabajo diario.
  2. Ayúdate de los procesos y la estandarización en tu organización. Podrás prever las cosas y tendrás más tiempo para ti. Procesos es igual a orden y orden es igual a paz.
  3. Delega y promueve que tus colaboradores igual puedan dormir más. Con procesos también tus colaboradores pueden disfrutar de una mejor calidad de vida que incluya descansar como se debe.
  4. Relájate a tu manera. Date una escapada, olvídate de los problemas un rato y renuévate de energía para seguir adelante. No te estreses, sólo asegúrate de que los procesos que implementes te den el tiempo para descansar.
  5. Y sobre todo disfruta del camino. No todo es trabajo ni todo es pachanga. Encuentra el punto medio para crecer y desarrollarte.

 Te aseguro que si sigues estos consejos vas a tener resultados en menos de lo que crees, y mucha más tranquilidad para seguir creciendo. 

Pero bueno, hasta aquí tenemos con nuestro video del día de hoy. ¿Qué tal? ¿Tú duermes bien o la empresa y los pendientes te quitan el sueño?

Abrir chat