¿La felicidad es parte clave para tu empresa?

La felicidad como camino al éxito

¿Cómo mides la felicidad de tus empleados? ¿por el sueldo? ¿por el aguinaldo? ¿días libres? Pues, ¿qué crees? si respondiste que sí, y piensas que la estabilidad económica es lo que importa, andas medio perdido, porque eso es algo básico para tu empresa, y no es lo único que hace feliz a tus empleados.

A veces pensamos que la felicidad de nuestros empleados, aliados y compañeros está asegurada con un sueldo justo, pero la realidad es que eso es solamente una parte de la ecuación. 

Ahora hasta tenemos historia para ejemplificar: una vez se acercaron a mí un par de clientes, tenían una agencia de publicidad juntos. Eran buenos amigos desde hace años y, poco a poco todo se acomodó perfecto para que su empresa fuera un éxito. Uno de ellos era el cerebro, manejaba finanzas, contabilidad, etcétera, mientras que el otro tenía a su cargo la parte humana de la empresa. Su trabajo era estar en contacto con los empleados, asegurar las contrataciones y todo lo que eso implica. Sin embargo, la realidad es que no estaba totalmente capacitado para ese puesto y aún no lograba dominar el arte de mantener todo bajo control.

Este socio hacía miles de cosas para intentar mantener contentos a sus empleados, pero por más que lo intentara, la verdad es que su empresa tenía un grave problema: no lograba conservar a nadie y la rotación de personal era el pan de cada día haciendo que el ambiente laboral se convirtiera en una experiencia estresante para todo el equipo. 

Tuvimos la oportunidad de ver qué pasaba y nos dimos cuenta que la gente no estaba contenta porque en la empresa había mucho desorden. No había claridad, los dueños cambiaban constantemente las actividades de la gente, había mucho estrés, problemas y culpas. Cuál fue la propuesta de solución, necesitaban procesos.

  1. Con procesos tienes a la gente en el puesto correcto: Hay claridad en las funciones y eso lo combinas con las habilidades y competencias de tu gente. Una persona que hace diario lo que sabe y le gusta hacer, creo que será más feliz que la que no le gusta su trabajo, ¿no crees?
  2. Con procesos mides el resultado del objetivo o la meta. Aquel colaborador que sabe a dónde tiene que llegar y llega, es como ganar el juego y quién no se pone feliz cuando gana.
  3. Con procesos generas cultura. Aparte de dar claridad, también puedes diseñar la cultura y el ambiente que quieres para tu empresa, tipo google: momentos de juego, lugares para convivir, eventos.

Aunque parecen 2 temas completamente ajenos, los procesos y la felicidad son como hermanitos. Comunicar la importancia y los beneficios de los procesos, te pueden llevar a tener una plantilla de pura gente bien feliz.

Abrir chat